Resumen

La enfermedad COVID19, causada por el nuevo coronavirus, SARS-Cov2, ha ocasionado que el personal de salud tenga que afrontar una vez más una pandemia de gran magnitud, y poner en marcha lo mejor de sus conocimientos y habilidades para ayudar al enfermo. Los profesionales de salud, médicos, enfermeras, técnicos de enfermería, laboratoristas, biólogos, y demás se enfrentaron a esta enfermedad con todo su conocimiento, a pesar de las dificultades, teniendo como única meta lograr la recuperación de sus pacientes.

Las enfermeras cumplen el papel de cuidadoras con sus pacientes, este es uno de los grandes objetivos de su profesión. El cuidado enfermero brindado en esta pandemia, se vio alterado debido a diversos desafíos que las enfermeras tuvieron que atravesar por la falta de insumos médicos, muerte de sus pacientes, participación de la familia, sobrecarga laboral, miedo al contagio, entre otros; generando en ellas problemas en su salud mental, angustia moral, y sentimientos negativos como angustia, frustración, impotencia.

 A pesar de todos estos sucesos, las enfermeras continuaron tratando de brindar atención de calidad a sus pacientes a pesar de las limitaciones y enfrentando estos desafíos bioéticos.

Palabras clave: COVID19; Enfermera; Cuidado de Enfermería; Angustia Moral.

Abstract

The COVID19 disease, caused by the new coronavirus, SARS-Cov2, has caused health personnel to face once again a major pandemic, and use the best of their knowledge and skills to help the sick. Health professionals, doctors, nurses, nursing technicians, laboratory workers, biologists, and others faced this disease with all their knowledge, despite the difficulties, with the sole goal of achieving the recovery of their patients.

Nurses fulfill the role of caregivers with their patients, this is one of the great objectives of their profession. The nursing care provided in this pandemic was altered due to various challenges that nurses had to go through due to the lack of medical supplies, death of their patients, family involvement, work overload, fear of contagion, among others; generating in them problems in their mental health, moral anguish, and negative feelings such as anguish, frustration, impotence.

Despite all these events, nurses continued trying to provide quality care to their patients despite limitations and facing these bioethical challenges.

Keywords: COVID19; Nurse; Nursing Care; Moral Anguish.

Introducción

El 11 de marzo del 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un anuncio en el cual manifestaba que se daba inicio a una pandemia de la enfermedad COVID-19, provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. En la actualidad seguimos enfrentando esta pandemia, que ha generado diversas pérdidas humanas y materiales. En nuestro país, Perú, se reportó el primer caso el 6 de marzo, en lo que va de la fecha se ha reportado 2,230,000 casos confirmados y 201,000 muertes

Los hospitales, se volvieron el campo de batalla para poder enfrentar a esta enfermedad, y los profesionales de salud, en aquellos soldados que luchaban en primera línea, tratando de brindar sus mejores armas ante lo desconocido.

Las enfermeras, tienen como consigna el cuidado de la persona en todas sus etapas de vida, esto se vio reflejado en la atención que brindaron y brindan a los pacientes infectados por COVID-19.

Las horas y los días interminables dando lucha, en especial en las alzas de casos nuevos, han generado en ellas diversos problemas emocionales, angustia, frustración, entre otros sentimientos negativos.

La cantidad exorbitante de pacientes que acudían a los hospitales buscando atención, las colas interminables afuera de las plantas de generación de oxígeno, familiares clamando por información y atención de sus seres queridos, hacía que cada turno hospitalario se haga interminable, y todo esto ante la mirada atónita de los profesionales de salud, que en muchos casos no sabían que hacer debido a las limitaciones que tenían para poder brindar una atención oportuna y de calidad.

En un desequilibrio sanitario de esta magnitud, nos topamos con circunstancias que hicieron tambalear nuestros principios éticos, agudizar nuestros dilemas bioéticos y generar situaciones de sufrimiento para los profesionales que brindaban cuidado a los pacientes COVID19

Las enfermeras tienen un gran compromiso con el cuidado de la persona, esto hizo que a pesar de las dificultades y los innumerables dilemas que enfrentaron, no sintieran la intención de dejar su profesión

Desarrollo

Salud mental de las enfermeras

La salud mental de las enfermeras, se ha visto gravemente afectada, debido a los acontecimientos que han tenido que enfrentar. Hasta la fecha, diversas investigaciones han demostrado algunos de los trastornos psicológicos que han manifestado, entre ellos, la angustia frente al encierro, el miedo al riesgo de contagiarse, la falta de un tratamiento específico, y demás.

Siendo el miedo uno de los más importantes, seguido por la ansiedad y la depresión; además que el trastorno del sueño fue uno de los más comunes.

Los factores que condicionaron estos problemas fueron; la sobrecarga laboral, sentimientos de impotencia al no poder brindar atención a la gran cantidad de pacientes, preocupación por el sufrimiento y la muerte de sus pacientes, escases de insumos médicos, miedo al contagio y la participación en la toma de decisiones respecto a la vida de sus pacientes

Las enfermeras, sin importar el área en la que se encontraron trabajando, se ha visto sometidas a diversas dificultades, que poco a poco han ido deteriorando su salud mental, llegando al punto de aislarse por el miedo al contagio, de la red de apoyo que tenían (familia, amigos, colegas, etc.), quedando en la completa soledad y sin soporte emocional.

Incluso en algunos países se observó en los medios de comunicación, el suicidio de algunas enfermeras; lo que nos lleva a la reflexión acerca del impacto que tuvo toda esta situación para su salud

Además de afectar a las enfermeras, dichos problemas de salud mental, afectan la calidad de atención brindada a sus pacientes, además de afectar sus habilidades en la toma de decisiones, lo que dificulta la lucha contra esta enfermedad.

Es por ello que se debe enfatizar más acerca del autocuidado que deben tener las enfermeras, además de recibir apoyo de sus empleadores, y crear soluciones para poder ayudar a mejorar los problemas que les quejan.

A ngustia Moral

La angustia moral, se vio reflejada en las situaciones que las enfermeras se vieron obligadas a afrontar, debido a que tuvieron que ser testigos de la elección que se hacia respecto a un paciente y otro.

Como bien sabemos, una enfermera tiene la obligación de brindar atención a todos por igual, sin embargo, durante la pandemia, esta atención se vio afectada debido a la falta de tiempo, y limitaciones que se implantaron en los protocolos. Resultado de esto las enfermeras refirieron sentir impotencia, frustración al ver a sus pacientes suplicar por ayuda y no poder brindársela

Las enfermeras enfrentan grandes conflictos entre sus valores morales y el cumplimiento de sus deberes, esto genera en ellas la denominada angustian moral; para poder hacer frente a esto ellas necesitan coraje moral, resiliencia y resistencia para seguir en la primera línea de lucha contra pandemia.

A continuación, detallaremos algunos de los desafíos que enfrentaron las enfermeras durante la atención de pacientes COVID.

Falta de insumos

Diversas investigaciones, a lo largo de todo el mundo manifestaron la falta de insumos médicos (falta de camas UCI, Ventiladores Mecánicos (VM), Cánulas de Alto Flujo (CAF), Balones de oxígeno, Equipos de Protección Personal (EPP)), esto se veía reflejado en los medios de comunicación, que informaban las grandes colas que formaban los pacientes y sus familias para poder recibir atención

Nuestro país, Perú, no fue ajeno a esta situación, los hospitales colapsaron, el personal de salud se encontraba sin recursos para brindar la atención, no se contaba con plantas generadoras de oxígeno, y las camas UCI eran insuficientes para la gran cantidad de pacientes.

Ante la mirada atónita de las enfermeras, muchos pacientes clamaban por oxígeno, por una cama de hospitalización, por un ventilador mecánico, entre otros.

El principio ético, de justicia, que garantiza la equidad en el trato que se brinda al paciente, se vio duramente afectada, debido a la falta de insumos antes mencionada. Esto genero un dilema bioético, al que tuvieron que enfrentarse las enfermeras, esto causaba preocupación y frustración, debido a los pocos insumos que se tenía para los pacientes, teniendo que priorizar a aquellas personas que tenían mayor probabilidad de vida, en pocas palabras se tenía que dejar de lado a aquellos que eran personas mayores y/o con comorbilidades; las enfermeras no eran quienes tomaban tan difícil decisión, pero si eran testigos de la elección que se realizaba, causando sentimientos de culpa e impotencia.

Muerte de pacientes

La práctica clínica y la formación de las enfermeras, las ha formado en el conocimiento y las habilidades acerca del afrontamiento de la muerte, incluso antes de la pandemia; además de conocer acerca de los cuidados paliativos que debe estar incluido en el cuidado de enfermería, para poderle brindar una muerte digna

Las enfermeras vieron morir a sus pacientes de una manera muy diferente a la que quizá algunas veces ya se encontraban acostumbradas; algunos morían después de recibir la atención, en una cama de hospital y muchos otros en las afueras esperando ser atendidos.

Si bien las enfermeras lidiaban con esta realidad mucho antes de la pandemia, las situaciones en las que fallecían ahora sus pacientes eran muy dolorosas, además de añadir a esto la impotencia de no contar con un tratamiento para dicha enfermedad.

El principio de no maleficencia, se pudo ver reflejado en este desafío, puesto que ellas querían brindar más soporte, pero las circunstancias no se lo permitían. En cada turno hospitalario, las enfermeras tuvieron que enfrentar esta realidad, puesto que la cantidad de pacientes que fallecía iba cada vez mas en aumento; teniendo que enfrentar dicho desafío, viendo morir en soledad a sus pacientes, lo que genero en ellas sentimientos de impotencia y dolor.

Participaci ón de la familia

Una vez que el paciente ingresaba a hospitalización, perdía contacto directo con su familia, esto se daba debido a las restricciones que se presentaron en los protocolos. El paciente se enfrentaba a una enfermedad desconocida, además de tener que luchar prácticamente solo.

Las familias de los pacientes viven en angustia debido a tener a sus seres queridos alejados, y a veces no comprenden las medidas de restricción, llegando a generar conflicto con los profesionales de salud

La incapacidad de las familias para visitar a los pacientes presento otro desafío, con el cual tuvieron que lidiar las enfermeras.

Las familias esperaban visitar y recibir información de los pacientes, es ahí donde se suscitaban los conflictos entre la familia y las enfermeras, puesto que en muchas ocasiones la familia no comprendía las reglas y los protocolos que se habían implementado

Las enfermeras tuvieron que afrontar este desafío, generando en ella nuevamente impotencia, en algunos hospitales, trataron de superarlo facilitando la comunicación a través de llamadas, videollamadas e incluso cartas escritas por sus familiares.

Sobrecarga laboral

Esta pandemia género que el personal de salud, se enfrentara a estresores laborales intensos, como son las interminables horas de trabajo, medidas de seguridad estrictas, y sobrecarga laboral

Conforme pasaban los días, la cantidad de pacientes aumentaba de manera exponencial y el equipo de salud y las fuerzas de estos eran escasas, esto se evidencio en todo el mundo. Los medios de comunicación informaban como el personal que se encontraba luchando en primera línea se sentía muy cansado, adema de soportar el trabajo físico, soportaban gran carga emocional

Esta problemática, se evidenciaba incluso antes de la pandemia, puesto que para el personal de enfermería siempre ha existido una cantidad superior de pacientes respecto a la cantidad de enfermeras. En la atención brindada a pacientes COVID, se necesitaba de personal en el triaje, hospitalización, unidad de cuidados intensivos, etc. Esto obligo a que el personal se trasladara en estas áreas e incluso cumpliera roles desconocidos, a pesar de todos estos cambios no se lograra satisfacer las necesidades de los pacientes. Al finalizar del turno teníamos al personal exhausto, cansado y con mucha incertidumbre de saber que pasaría al turno siguiente.

Miedo al contagio

Esta situación, fue algo inusual y ajena para el personal de salud, quienes ya se encontraban familiarizados con lo habitual de los cuidados brindados, lo que causó grandes cambios, llegando al punto de que tuvieran temor de relacionarse con el paciente como lo hacían cotidianamente, debido al miedo al contagio propio y de sus familiares

El miedo a contagiarse era inminente, puesto que las enfermeras sabían que atendían a pacientes que tenían un diagnostico confirmado de COVID19.

El miedo de contagiar a sus familiares y seres queridos, el miedo de contagiarse ellas mismas sumado al tiempo que pasaban en el hospital, fueron factores determinantes para la alteración de su salud mental; esto puede suponer un problema a nivel personal y una mala praxis profesional

Esto fue evidenciado también en el distanciamiento que tuvo lugar con el paciente, dejando incluso con cuidado careciente de integralidad y calidad, generando nuevamente un desafío para las enfermeras.

Conclusiones

Las enfermeras tienen como emblema de profesión el cuidado de la persona, es lo que caracteriza su vocación; en lo que va de la pandemia se ha podido ver reflejado dicho objetivo a pesar de los desafíos que tuvieron que afrontar. Tuvieron que poner en práctica los principios bioéticos (autonomía, justicia, beneficencia y no maleficencia) para lograr afrontar los desafíos ya mencionados.

Ellas han experimentado diversos sentimientos negativos lo cual ha generado gran carga emocional, pero a pesar de haber sentido todo ello, transmitieron dedicación en la atención brindada a sus pacientes, tratando en algunos desafíos de darles algún tipo de solución.

Un claro reflejo del orgullo que sienten por su profesión, se manifestó en diversas maneras al no dejar la lucha contra esta enfermedad, y muy por el contrario sentirse honradas de la profesión que eligieron y que hoy en día ayudo a mucha gente alrededor del mundo.

El cuidado, hacia sus pacientes e incluso el cuidado a ellas mismas ha hecho que muchas de ellas busquen ayuda después de haber vivido tan dura experiencia; es por ello que se debe brindar redes de apoyo y asesoría en salud mental para poder superar estos sucesos.

Debemos valorar el esfuerzo de todo el personal de salud que lucho y seguirá luchando en primera línea contra esta enfermedad, y más aún al personal de enfermería, quien siempre ha estado al lado del paciente para poder brindarle todos los cuidados que requiera, quienes a pesar de enfrentar tantas situaciones difíciles en el ámbito profesional, personal y espiritual; estuvieron siempre prestas a seguir cuidando con calidad y dedicación a sus pacientes.

Referencias

Batioja Vera, M. y Bajaña Leon, R. (2021). Los efectos psicológicos en las enfermeras/os ante la pandemia por covid-19.

Firouzkouhi, M., Alimohammadi, N., Kako, M., Abdollahimohammad, A., Bagheri, G. y Nouraie, M. (2021). Ethical challenges of nurses related COVID-19 pandemic in inpatient wards: An integrative review. Ethics, Medicine and Public Health, 18, 100669.

García Sánchez, E. (2020). Humanizar la Muerte en Tiempos de Crisis Sanitaria: Morir Acompañado, Despedirse y Recibir Atención Espiritual. Cuadernos de Bioetica: Revista Oficial de La AsociacionEspanola de Bioetica y Etica Medica, 31(102), 203–222. https://doi.org/10.30444/CB.62

Hossain, F. y Clatty, A. (2021). Self-care strategies in response to nurses’ moral injury during COVID-19 pandemic. Nursing Ethics, 28(1), 23–32.

McKenna, H. (2020). Covid-19: Ethical issues for nurses. International Journal of Nursing Studies, 110, 103673.

MINSA. (2020). Sala situacional COVID19. Recuperado de

Morley, G., Grady, C., McCarthy, J. y Ulrich, C. M. (2020). Covid-19: Ethical Challenges for Nurses. Hastings Center Report, 50(3), 35–39. https://doi.org/10.1002/hast.1110

Robert, R., Kentish-Barnes, N., Boyer, A., Laurent, A., Azoulay, E. y Reignier, J. (2020). Ethical dilemmas due to the Covid-19 pandemic. Annals of Intensive Care, 10(1), 84. https://doi.org/10.1186/s13613-020-00702-7

Sperling, D. (2021). Ethical dilemmas, perceived risk, and motivation among nurses during the COVID-19 pandemic. NursingEthics, 28(1), 9–22.

Urbiña-Villarraga, J. A., Velandia-Puerto, S. M., Gomez-Lora, M. C., Cañón-Ramirez, D. S., Vargas-Montoya, T. M. M. y Harnache-Bustamante, D. H. (2021). Burnout syndrome and psycho neuro endocrino immunology: Consequences in health workers during the coronavirus pandemic. In MedUNAB (Vol. 24, Issue 1, pp. 9–12). Universidad Autonoma de Bucaramanga.

Ybaseta Medina, J. y Becerra Canales, B. (2020). El personal de salud en la pandemia por COVID-19. Revista Médica Panacea, 9(2), 72–73.

Citas